jueves, 10 de noviembre de 2011

Estación de trenes. Lyon-Satolas

Construida con objeto de acoger los trenes de alta velocidad (TGV) y como punto de enlace con el aeropuerto de Satolas, la terminal de Calatrava, con su forma de pájaro, es uno de los proyectos más espectaculares de este ingeniero-arquitecto español que se inspira en la naturaleza para crear nuevos diseños arquitectónicos. Aunque su trabajo recuerda a alguno de sus predecesores, como Pier Luigi Nervi, la gran energía que contiene esta estructura le confiere personalidad propia.


  • El perfil más llamativo del edificio, esta basado en dos arcos de acero convergentes de 120 metros de largo y 40 metros de alto.


Al edificio central se le da dotado de una imagen simbólica de vuelo, lo que facilita su asociación con el carácter de la región, al reunir la idea de paisaje alpino con la de impulso de progreso. La cubierta proyectada es como un pájaro gigantesco que se alza sobre las vías del tren.





La estación se conforma por dos elementos antagónicos: la galería, que permite la visión del aeropuerto en último término y el hall, en el centro, foco de atención que subraya y caracteriza el conjunto.Este hall, de gran amplitud y transparencia, asegura el contacto permanente con la zona de los andenes y con el espacio exterior, lo que permite la unión de la tradición de los espacios de acogida con la funcionalidad. La cubierta de las vías es una estructura cilíndrica que cubre los tres ejes simultaneamente a lo largo de la estación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada